MURO DE SONIDO

Kool and the Gang - Summer Madness .mp3
Found at bee mp3 search engine

martes, 28 de junio de 2011

ENTRE SKINNER, FROMM Y LAS PALOMAS

En pleno siglo XXI todavía hay gente vinculada a la Psicología que malentiende o ignora los principios del aprendizaje y abomina de las prácticas de laboratorio.
En mi Facultad, por ejemplo, hay quienes dicen públicamente que el condicionamiento operante (y por supuesto el "conductismo") "sólo funciona para ratas, palomas y retardados mentales", y me consta que en facultades educativas y otras instituciones universitarias también existen "profesionales" mal formados que pretenden ser muy eruditos en teoría psicológica ("su" "teoría") y repiten lo mismo en cuanto foro pueden hacerlo, desorientando al alumnado novel. Es notorio que incluso personajes de alta figuración en la historia de nuestra disciplina mantenían prejuicios al respecto, como es el caso de Erich Fromm, estando tan seguro acerca de su propia certidumbre que llegó a encararse con el propio Skinner en persona. Lo que no sabía Fromm era que, al cruzarse con Skinner, podía funcionar algo más que el acostumbrado discurrir demagógico-emotivo que suele ser el arma principal del psicólogo especulativo para embrollar asuntos simples y "ganar" debates.
En su libro Teorías de la Personalidad (2007, p. 451), en un aparte sobre control social,  Feist y Feist cuentan una anécdota ocurrida entre Skinner y Fromm: "En una reunión a la que asistieron ambos, Fromm defendió que las personas no son palomas y que no se pueden controlar con técnicas de condicionamiento operante. Sentado al otro lado de la mesa y después de escuchar esta diatriba, Skinner decidió reforzar la conducta del movimiento de brazos de Fromm. Pasó una nota a uno de sus amigos que decía: 'Observa la mano izquierda de Fromm. Voy a condicionar un tipo de movimiento'. Cada vez que Fromm levantaba la mano izquierda, Skinner lo miraba fijamente. Si Fromm bajaba la mano agitándola, Skinner sonreía y hacía un gesto de aprobación con la cabeza. Si Fromm mantenía su brazo relativamente quieto, Skinner miraba hacia otro lado o se mostraba aburrido con las palabras de Fromm. Después de cinco minutos de este refuerzo selectivo, Fromm sin darse cuenta empezó a agitar el brazo con tanta energía que su reloj de pulsera empezó a resbalarse por la mano".
Skinner en 1930

La conclusión sólo puede ser que, o Fromm se convirtió en paloma durante unos minutos, o el condicionamiento operante sí es efectivo en organismos humanos.

Experimentia est optima rerum magistra

2 comentarios:

Alex dijo...

Muy buena reseña William, las evidencias mandan.
Atte.
Mg. Alex Grajeda Montalvo

William Montgomery Urday dijo...

Un gusto tenerte por acá. sigue participando.