domingo, 12 de mayo de 2013

El "Ambientalismo" Skinneriano


A menudo se caricaturiza la postura ambientalista ―en apariencia “ingenua”―, de Skinner (que no comparto plenamente). Sin embargo, él estaba muy consciente de las elecciones que podían hacerse para explicar la conducta, y, al  preferir la del control ambiental daba una razón pragmática para ello. Dice: “un análisis que recurre a las variables externas hace innecesario suponer la existencia de un agente interno causante y determinante. Son muchas las ventajas científicas de un análisis como éste, pero quizá las de tipo práctico sean aún más importantes. La idea tradicional acerca de lo que sucede cuando un individuo se autocontrola nunca ha tenido éxito como recurso educativo. Sirve de muy poco decirle a alguien que utilice su «voluntad» o su «autocontrol»”. En cambio, el análisis del control ambiental hace “posible enseñar ciertas técnicas importantes con la misma facilidad con que se enseña cualquier otro repertorio técnico. Debería, asimismo, mejorar los procedimientos a través de los cuales la sociedad mantiene fuerte la conducta de autocontrol”. (Skinner, 1953/1971; CIENCIA Y CONDUCTA HUMANA, Barcelona: Fontanella, p. 269)

No hay comentarios:

Mentalismo Cerebral