miércoles, 5 de septiembre de 2012

Relaciones Entre la Conducta Abierta y Encubierta


El artículo posteado más abajo sobre Psicoterapia Analítico-Funcional tiene la gran virtud de tratar las relaciones entre "ejecución", "cognición" y "emoción" (todas conductas) en su exacta medida interactiva, donde ninguna de ellas predomina sobre las demás, ni es de naturaleza distinta, ni tiene por qué ser mediadora o determinante de las otras. Así, mientras que los modelos cognitivos y cognitivo-conductuales afirman que las cogniciones determinan la conducta (observable) y la emoción de las personas, y no las características ambientales, la perspectiva presente sostiene que las relaciones entre esos elementos son más complejas, pudiéndose enlistar hasta cinco modalidades gruesas sin llegar a agotar todas las que se podrían producir en combinación (pp. 208-210):
  • La primera relación es analizada sobre la base de la distinción entre conducta moldeada por las contingencias y gobernada por reglas. Las reglas pueden controlar ciertas conductas humanas en función de la historia previa del individuo con ellas y de las consecuencias que se producen por su cumplimiento o seguimiento. Cuando alguien se habla a sí mismo formulándose reglas de actuación o auto-reglas, ese pensar o verbalizar puede influir su comportamiento subsiguiente, igual que su comportamiento puede verse controlado por reglas externas formuladas por otras personas.
  • La segunda relación implica los casos en los que el pensamiento se produce pero sin influir en otras conductas situacionales. El individuo piensa (y puede actuar con o sin consciencia) sin que esto influya en otras conductas. Entonces las conductas cognitivas, emocionales o de otro tipo están controladas por las mismas condiciones estimulares y se producen moldeadas por las contingencias.
  • En otros casos (tercera relación), cuando la persona es consciente de la situación y su comportamiento, ese pensamiento sí puede influir parcialmente en la conducta aunque ella también esté bajo el control de los eventos antecedentes.
  • En la cuarta relación la ejecución es controlada directamente por los eventos antecedentes, pero es seguido de ciertos pensamientos o verbalizaciones. Se produce cuando la persona actúa ante una determinada situación y después describe o justifica su conducta.
  • Finalmente puede darse una variante de las relaciones antedichas, cuando en una determinada situación la persona actúa sin pensar previa ni concurrentemente. Ese comportamiento estaría exclusivamente moldeada por sus consecuencias, y dependería de la historia vivida por la persona. Por eso ante eventos antecedentes idénticos diferentes individuos pueden actuar de manera distinta.
Por tales y otros razonamientos es bueno beneficiarse con la lectura de este texto:

Psicoterapia Analítico-Funcional: Una Aproximación Contextual Funcional al Tratamiento Psicológico

Por Antonio Fernández Parra y Rafael Ferro García

RESUMEN
"La Psicoterapia Analítico-Funcional se basa en los principios de la filosofía conductual radical y el análisis de la conducta clínica, y forma parte de las terapias contextuales de la conducta. Se elaboró sobre el análisis conductual del ambiente psicoterapéutico, y acentúa las contingencias que ocurren en el contexto terapéutico, la equivalencia funcional, el reforzamiento natural, y el moldeamiento. Esta terapia pretende ir más allá del entrenamiento de habilidades, para ser un contexto para el aprendizaje a través de la propia experiencia. En este artículo describimos una teoría conductual del cambio terapéutico en el que la relación cliente terapeuta es el centro del proceso del cambio. Presentamos los principios de la Psicoterapia Analítico-Funcional, e indicamos como este enfoque puede ayudar con algunos problemas y trastornos psicológicos". (Ver Artículo completo)

No hay comentarios:

Mentalismo Cerebral