sábado, 3 de noviembre de 2012

La Sensibilización Encubierta


La sensibilización encubierta es una técnica conductual surgida de la investigación sobre condicionamiento operante encubierto (Joseph Cautela). Se especializa en aparear imágenes aversivas con otras reforzantes, para descondicionar las primeras. Se utiliza para combatir ciertos hábitos nocivos: sadomasoquismo, excesos alimentarios, la compulsión a mentir, y, en algunos casos, para la drogadicción o el dolor. Por ejemplo, imaginarse una herida abierta e inmediatamente después visualizar aquella parte del cuerpo sana y agradablemente masajeada con aceite. O pensar que se está comiendo mucho y de pronto sentir deliberadamente nauseas, tras lo cual se abandona imaginalmente la situación “saliendo al balcón a tomar aire”. Cuando en lugar de imágenes se utilizan palabras, se puede hablar de “autoinstrucción”
Los pasos a seguir son: 1) relajación, 2) análisis del hábito nocivo (qué sucede antes, durante y después), 3)listar jerarquía de situaciones placenteras, 4) creación de escenas  aversivas, 5) listar emparejamientos de cada escena aversiva con su contraparte placentera, 6) alterar las escenas aversivas introduciendo el primer indicio de malestar la escena placentera correspondiente.
El video muestra un ejemplo de algunas características de su aplicación en un contexto no consultivo. Lo lleva a cabo el famoso hipnotista y presentador mediático Paul McKenna.


No hay comentarios:

Mentalismo Cerebral